PAKT POR PRIMERA VEZ EN ESPAÑA (VALENCIA)

25/10/14



PRINCIPE VALIENTE POR PRIMERA VEZ EN ESPAÑA (BARCELONA)




PRINCIPE VALIENTE POR PRIMERA VEZ EN ESPAÑA (VALENCIA)




SGM OFFICIAL AFTERSHOW PARTIES: NOMADA SESSIONS 30 + 31

22/10/14



RECORDATORIO: TOUR INVICTO DE LAS NOVIAS


¡La gira de presentación de 'Invicto' ya está aquí!

TOUR INVICTO 2014

ZARAGOZA
Sábado, 8 de noviembre de 2014, 21 h.
Sala Oasis Zaragoza (c/ Boggiero, 28).
Entrada anticipada: 12 € (+ gastos) / Taquilla: 15 €.
Entradas anticipadas a la venta en:
Ticketea, Linacero Discos & Café, Discos Leyenda-Rock Musica, La Ley Seca Pub, Harlem Rock Cafe, Alquimia Rock Café, El Puerto de las Ánimas Pub.

MADRID
Sábado, 22 de noviembre de 2014, 21 h.
Lemon Music Live (Avda. Brasil, 5 – Metro: L-10, Santiago Bernabéu).
Entrada anticipada: 12 € (+ gastos) / Taquilla: 15 €.
Entradas anticipadas a la venta en:
Ticketea, Diskpol, Stigmata Gothic Club.
Colabora: Melodías de Sombras
---
Fiesta post-concierto:
Stigmata Vampire & Gothic Club (c/ Fomento, 16. Metro: Plaza España, Callao y Santo Domingo)
Entrada libre.

BARCELONA
Sábado, 20 de diciembre de 2014, 20:30 h.
Sala Razzmatazz 3 (c/ Pamplona, 88).
Entrada anticipada: 12 € (+ gastos) / Taquilla: 15 €.
Entradas anticipadas a la venta en:
Ticketmaster, FNAC, ServiCaixa, Carrefour, Halcón Viajes.
Colabora: Nocturna Barcelona

ENTRADAS YA A LA VENTA



DER HIMMEL ÜBER BERLIN: Shadowdancers (Autoproducido 2014)

10/10/14
der himmder himm2Hay pocas ocasiones en las que a estas alturas de la película algo te llame la atención por novedoso. Supongo que tiene que ver con el bagaje (los años, sobre todo, ya sabes eso de que sabe más el diablo por viejo que por diablo) e imagino que también por el hecho de que está todo o casi todo inventado. De hecho en los últimos ¿diez años? podría contar con los dedos de una mano las situaciones en las que me ha sucedido esto. E incluso me atrevería a afirmar que un porcentaje alto de éstas ha habido otras causas asociadas que han aportado más peso que la originalidad pura y dura. Sin embargo, a veces sucede. Y hay que destacarlas, claro. Digo todo esto porque uno de los grupos que más nos impresionaron y sorprendieron el pasado año fueron, sin duda, los italianos Der Himmel Über Berlin con su (trilladísimo tengo el cd ya) Memories Never Fade. La mezcla de afterpunk añejo, postpunk moderno y sentir oscuro nos llamó mucho la atención entonces, principalmente por la calidad que supuraba cada uno de los cortes de aquel CD. De ahí que la noticia de la salida de este Shadowdancers nos llenara de ganas de escucharlo. Sabía que el trío era ya cuarteto (con la adición hace un tiempo de Teeno Vesper al micro, lo que de algún modo liberaba las baquetas de Riccardo Zamolo) pero imaginaba que eso no repercutiría más que positivamente.

No me equivocaba. Shadowdancers comienza con Hyde y con una guitarra que automáticamente te trae a la oreja a Madre Del Vizio. Pero es una sensación que rápidamente se rompe pues la canción tiene matices que los de Fulvio Tori and co. nunca alcanzaron. Teatral, ácida, cortante en las guitarras y áspera en el resto, es la perfecta manera de adentrarse en un disco que se adivina ya especial. Alone In My Room (una de las que ya conocíamos por el videoclip con el que la lanzaron allá por el mes de julio) es tan desasosegante como redonda. La rasgada garganta de Teeno acompaña perfectamente la rudeza de la instrumentación, la eficacia de la sección rítmica acompaña perfectamente al filo de la guitarra de Davide. Casi perfecta. Algo que se podría decir también de Shadowdancer. Un poco menos oscura que las anteriores y, al mismo tiempo, más canónicamente gótica, tiene en el ritmo endiablado y el bajo fogoso y casi violento dos de sus grandes virtudes. El drama en voces y guitarras hacen el resto. Don’t Take Me Home Tonight es más tranquila, más pausada pero repleta de la misma fuerza que los otros temas, más enérgicos. Es una de las más ochenteras del CD, recuerda más al estilo elegante y aterciopelado que marcaron en Memories Never Fade, aunque la voz sea tan radicalmente distinta. Spit It Out es una pieza oscura, instrumental, onírica casi, atmosférica… Irreal. Los ambientes creados son de esos que bajan la temperatura de la estancia donde la escuchas unos cuantos grados. Una pieza, insisto, para escuchar con los ojos cerrados y dejarse llevar. Mecidos por el mar… With Some Leeway cambia radicalmente el tercio. También con sonido añejo, regusto de un pasado glorioso para la música que nos gusta, pero con un deje fresco y actual. Evocadoras melodías, juegos vocales de gran calado. Un estupendo tema. Something In The Dark retorna un poco al sitio dónde se quedó Shadowdancer. Otra vez el ritmo rápido, la guitarra afilada (aunque menos que en Alone…), otra vez el gusto siniestro. Aún con lo dicho, me gusta más Black Dress. El bajo de Stefano tan protagonista, los parches de Riccardo ahora sí muy postpunk, las guitarras del señor Simeon… una de esas canciones que no cansan y que oirías una y otra vez. A Ballad, penúltimo corte, es oscura y densa como la sangre coagulada. Y cuesta aproximadamente el mismo trabajo quitársela de encima. Otra vez las cuatro cuerdas mandando en un tema de ambientes cambiantes y tupidos, versátiles y espesos. Un punto progresivo, hipnótico, como si algún arcano demonio submarino hubiera poseído a los Pink Floyd más retorcidos. Los sonidos como de delfines de fondo tampoco ayudan a despejar la sensación de opresión, de ahogo marítimo. Falling Down pone punto y final a Shadowdancers. Con Teeno demostrando capacidades vocales y los aires cureros en las distorsiones, resume todo lo que Der Himmel Über Berlin tiene para decir. Que es mucho. Si al principio decía que Memories Never Fade me había impresionado como debut en 2013, este Shadowdancers repite apreciación un año después. Y eso pese al más que perceptible cambio estilístico acontecido. Un cambio que refuerza, que suma más que otra cosa. Añade personalidad y produce un disco ciertamente maravilloso. Uno de los mejores de lo que va de 2014, que teniendo en cuenta que estamos en octubre…

BANANE METALIK EN EL GRUTA 77, 6 DE NOVIEMBRE EN MADRID

7/10/14



FIESTA V ANIVERSARIO JACK THE RIMMEL EN NOMADA SESSION 29




Tal día como hoy, o quizá como mañana o como pasado, pero definitivamente a principios de Octubre y hace 5 años, nacía una criatura inquieta, elegante y con muchas ganas de hacer cosas y dar guerra: JACQ THE RIMMEL nacía como respuesta a la necesidad de crear una marca que pudiera trabajar mano a mano con el cliente, ofrecer diseños a medida y en exclusiva, mimar el detalle, escuchar el cuerpo de las mujeres, sus gustos, sus necesidades y crear una marca de corsetería de alta gama y gran calidad a precios asequibles.

Un lustro en los que hemos luchado por dar más de nosotros mismos, y es que hemos crecido mucho desde ése primer corset (el cual todavía recuerdo cual era), y hemos conocido a mucha gente interesante y genial por el camino. Confeccionaros vuestros corsets, uno a uno y pensando en todo momento en cada una de vosotras (y vosotros), ha sido unas de las experiencias más hermosas que nos han pasado. Ayudaros a estar perfectas en el día de vuestras bodas (y nunca podremos agradeceros vuestra confianza en uno de los días más especiales de vuestras vidas), en eventos importantes, festivales, conciertos, o simplemente ayudaros a veros más bonitas, más especiales..

Gracias de todo corazón a los que nos habéis ayudado a estar aquí, y sobre todo, a querer seguir estando aquí otros 5 elevado a 5 años más.Y para celebrar los 5 añitos de la criatura, os invitamos el 18 de Octubre a celebrarlo por todo lo alto con los chicos del Nomada Session, en La Leyenda, con pinchada de Billy Phobia, catering exclusivo, chupitos auspiciados por el hada verde, tarta de cumpleaños, sorteo de complementos de la marca, y regalo de vales descuento con las consumiciones.

Y todavía hay alguna que otra sorpresita que iremos desvelando en breve.

Texto: Jack The Rimmel



WOVENHAND + EL PÁRAMO, Sound Isidro 2014, 04 de octubre de 2014, Sala Joy Eslava, Madrid

4/10/14
Puntualísimos debieron ser El Páramo en su salida al escenario de la Joy. Puntualísimos digo pues suponía que llegaba bien de tiempo y cuando accedí a la sala, los madrileños acababan de comenzar su actuación. Un escenario con poquísima luz, focos rojos aquí y allá y un repertorio para mi desconocido. Instrumentales, a ratos más rockeros (endurecido), a ratos más atmosféricos, pero siempre desde la contundencia de la doble guitarra y el bajo y la batería muy protagonistas. A bote pronto (insisto en que no los conocía) me parecieron un grupo bastante a tener en cuenta. Precisos en la interpretación, demostrando que saben perfectamente lo que hacen y que lo hacen exacto, contundente y sin dejar resquicio alguno. Mezclando post rock, stoner, etc. Es decir, cualquier cosa que huela lo bastante a rock y se pueda interpretar agitando cabezas y desde las tripas. Un lujo. Me pareció un aperitivo muy adecuado y potente (mereció más tiempo). En definitiva, que me gustaron mucho y eso que no es un estilo que ni mucho menos frecuente.

2014_10_04 Wovenhand + El Paramo, Joy Eslava, Madrid

Igual de exquisitos con el reloj, aparecieron Mr. Edwards y sus secuaces en el todavía oscuro escenario de la sala madrileña. Su último disco es un tremendo petardazo desquiciado bastardo de rock oscuro, blues fangoso, folk desértico y esa increíble capacidad que tiene su frontman para emocionar y estremecer con el micro. Un conjunto de canciones que aparentemente distan mucho de trabajos primigenios (Mosaic, por ejemplo) pero que en el fondo no están tan lejos. Solo cambia el ritmo. Y no siempre…

IMG_5347

IMG_5664IMG_5539Era la primera oportunidad que tenía de verlos en directo e imaginaba que vista la rotación estilística a propuestas más guitarreras algo cambiaría de la imagen dada (en mi caso, contada) en visitas anteriores. Pronto se vio que, al menos para esta ocasión, la banqueta sobraba. El predicador de pie a un lado del escenario, con el otro guitarrista en el otro extremo, cediendo el centro al bajo y al fondo la batería. Curiosa distribución. Doble micro, eso sí, eso siempre, y el sempiterno adorno de reminiscencias indias colgando. Los primeros acordes de uno de los indudables hits de Refractory Obdurate, la acerada Hiss y su estupenda letanía: Lord of hosts..exalted in judgement..the lambs feed after their manner. Del libro de Isaías, me parece. La gente se desata y canta con él a voz en cuello. Y es que este tipo tiene la virtud de atraerte irremisiblemente, de hacerte recitar sus ensalmos, tanto si eres el más recalcitrante de los ateos como si conoces la Biblia mejor que él. Magnetismo y carisma. A espuertas.

IMG_5347

Closer (de The Laughing Stalk) y su batería endemoniada. Oscura y densa, da comienzo al trance. El señor Edwards empieza su extraño ritual de gestos y movimientos raros, ajeno a todo lo que le rodea, como un chamán rubio y pálido. Closer than the others. Maize (del mismo disco, casi todo el set se apoya en estos dos últimos trabajos), extraña e hipnótica. The height, the height, O the height and depth. Inquietante tonada. La temperatura ha subido ya unos cuantos grados, pero lo hará mucho más al atacar el cuarteto la versión de la estupenda Horse Head Fiddle, de 16 Horsepower. Enorme la interpretación. Como enormes quedaron también King O King o una de mis favoritas de R Obdurate, Masonic Youth. Cadenciosa, lanzada desde lo más profundo de las entrañas de Dee, para mí fue uno de los puntos álgidos de todo el recital. Sin desmerecer el resto.

IMG_5836

Un concierto que cada vez se va haciendo más corto por estar todo mejor engrasado y el público (y yo) más metidos. Así, El-bow, Corsicana Clip, The Refractory, Long Horn y Field of Hedon se me pasan volando. Continúan los gestos raros, los tics, la interpretación chamánica, el trance… Todo es muy intenso, pese a que formalmente se parezca más a un concierto de rock que a otra cosa. El efecto megáfono del micro, el audaz guitarreo y, sobre todo, la contundencia rítmica y el magnetismo del reverendo. Todo vigor y energía. Y eso pese al uso en algunos temas de ese extraño híbrido entre mandolina y banjo que porta, ajado, de sonido bastante indefinible, pero que lejos de suavizar, acentúa sentimientos.

IMG_5366

Todo está ya terminando, por desgracia. Salome y por encima del resto, Good Shepherd ponen fin al concierto. Destacar ese buen pastor que estremece y, porque no decirlo, también acojona un poco. Seguramente la expresión desatada del otro pastor ayude. From the house of bread and battle. Come the raising of the dead. He stands up to feed them and by the hand of the Lord. Poco más se puede decir. Los bises, cortitos, solamente un par de temas (Whistling Girl y Kicking Bird, creo), pese a que todo el público pide más. Una hora y media escasa en total es poca cosa. Se echan de menos más canciones, sobre todo del repertorio clásico. Se echan de menos más ensalmos, más predicaciones, queda gente por convertirse, quedan almas que salvar. Pero no hay manera. Habrá de ser en otra ocasión.

IMG_5572

En resumen, un concierto de esos profundos, de los que sigues recordando mucho tiempo después. Un repertorio obvio en cuanto a que se centra (¿demasiado?) en los últimos tiempos pero sin duda alguna incontestable. Una interpretación soberbia, una puesta en escena sobria pero efectiva y efectista. El sonido, bastante bien… ¿Alguna pega entonces? Fundamentalmente el tiempo, que como ya he dicho el concierto se hizo corto. Poniéndonos puristas, quizá fue un recital un poco lineal, con un grado de épica e intensidad similar en las canciones. Eso es bueno, porque supone que no haya altibajos, pero habrá a quien le resulte algo monótono. Insisto, por ponerme purista, no es una pega en realidad.

IMG_5603

Who justifies and frees the guilty...for a bribe...as the tongue devours the stubble..as the dry grass sinks down in the flame and dies...as the bees are hissed from out their hives....look.... He lifts up a signal...to the hostiles from afar.

WOVENHAND EL 4 DE OCTUBRE EN MADRID

27/9/14
4 de octubre de 2014

Joy Eslava


20:00h Apertura de puertas
20:30h El Páramo (Artista invitado)
21:30h Wovenhand


Entradas:
Oferta especial 100 primeras anticipadas: 18€
Resto anticipada: 20€
Taquilla: 24€
https://www.ticketea.com/entradas-wovenhand-sound-isidro-madrid/


Wovenhand, liderados por David Eugene Edwards, regresa a Madrid presentando "Refractory Obdurate". Un trabajo lleno de melodías oscuras y descarnadas, de rock sucio y folkie, de las letanías de predicador endemoniado de Mr. Edwards, convertido más que nunca en un reverendo sugestivo y elocuente.

Una nueva ocasión de presenciar su potente directo, en una nueva visita a España (en nuestras retinas aún está el espectacular recital que dieron en la Caracol en 2010...), una nueva ocasión de comprobar como sus temas, que ya impresionan en plástico, adquieren una nueva dimensión.


ESTILO INTERNACIONAL PRESENTANDO RETROFUTURA, EL 4 DE OCTUBRE EN MADRID




NUEVO VÍDEO SINGLE DE MERCIFUL NUNS

26/9/14
MERCIFUL NUNS - SPEED OF LIGHT (VÍDEO OFICIAL) 





PRÓXIMOS CONCIERTOS

01.11 Angouleme (France) - French Nunhood Gathering at LaNuitFantasma
22.11 Mexico City (Mexico) - Mexican Nunhood Gathering at NecroClub
07.02 Sao Paulo (Brasil) - Brasilian Nunhood Gathering at SummerWaveFestival
21.03 Berlin (Germany) - German Nunhood Gathering at DarkSpring

http://www.mercifulnuns.com/dates.html

Compra ya METEORA VII:

Solar Lodge Shop
Infrarot 
Amazon

O en tu tienda de discos habitual.

Solar Lodge, Sep. 2014


THE DARK SHADOWS + LOS CALAMBRES + VIRGENES MUTANTES, WHITE TRASH R’N’R DE LUXE, 26 de septiembre de 2014, Sala Destino Gran Vía, Madrid

Llevo un tiempo dándole vueltas a cómo enfocar la puesta en escrito de mis impresiones sobre este concierto-fiesta (ojo que hoy toca tostonazo, por si te lo quieres saltar, oh casi siempre amable lector). Unos días en los que un sinfín de ideas han pasado por mi cabeza. La redacción de Laletracapital, o así quiero creer, funda su credibilidad en la independencia y en lo individual de sus opiniones, no está a sueldo de nadie (ni lo estará) y, con mayor o menor acierto escribe lo que piensa. Por ese lado, sin problema alguno. Lo complicado viene cuando sabes que por honestidad debes criticar algo que por otro lado te parece admirable. Cuando entiendes que debes decir que algo te parece mal planteado aun cuando sabes que el riesgo de ser malinterpretado (o peor, injusto) es alto. Se entiende mal, creo, espero que al terminar se comprenda mejor a qué me refiero. Vamos al grano.

Tres grupos, fiesta posterior bizarra, ron de Jeremy… todo apuntaba a que sería una gran noche. Máxime cuando de los tres grupos (a las Vírgenes no las conocía) dos eran nada menos que las australianas Dark Shadows con una nueva visita otoñal y componentes de Baby Horror (además de Julio From Hell de Calamitiez) en faceta Los Calambres haciendo versiones de los Cramps. Lo dicho, que todo tenía pinta de noche para recordar. Llego prontito a la sala, aún están probando sonido. Aprovecho para saludar a unos y a otros, nos avisan de que hay un ligero retraso y aproximadamente empezarán Vírgenes Mutantes a las diez y media. Se mantiene el horario final, medianoche. No sé cómo lo van a hacer…

IMG_4136

Los conciertos:
Con una media hora de retraso las Vírgenes Mutantes comienzan su actuación. El primer trío de la noche, 100 % actitud desde el principio. No tenía el gusto de conocerlos, pero pese a las dificultades de sonido (no achacable a ellos, me parece) se marcaron un buen concierto. Cortito, unos veinte minutos, suficientes para descargar esa especie de punk embrutecido y cerdo que practican. Provocadores, energéticos, poniendo esa actitud por delante de la aptitud (que no les falta, pero en el estilo que hacen no es imprescindible). Sin virtuosismos que habrían estado de más, fueron vomitando repertorio. Poco a poco, calentaron al personal, todavía muy escaso. Se fueron sucediendo temas como Matar a Alaska, Soy Guarra o la cover de Desechables El Caso Del Hombre Serio Y Formal. Divertidos, muy divertidos. Ah, y muy cariñosos con los siniestros…

IMG_4263


Los Calambres son como decía un proyecto paralelo (otro trío) de Baby Horror (Jesús y Annie) y Calamitiez (Julio). Hacen versiones de los Cramps, traducidas, con formación de batería y doble guitarra. El sonido sigue mal, pero los de arriba del exiguo escenario lo suplen, de nuevo, con actitud y buen rollo. No tarda la gente en contagiarse de esto último y van coreando cada ¡Cabrón! Como si fuera el último. Ya Lo Veis, Domino o una maravillosa La Mosca Humana fueron, para mí, los puntos álgidos del otra vez cortito recital. Unos veinte o veinticinco minutos que supieron a poquísimo. Los Calambres (al igual que sucede con Baby Horror –con Calamitiez no lo sé, nunca los he visto en directo-) tienen esa virtud (que luego repetirán Dark Shadows) de resultar frescos, divertidos, agradables y de “transmitir” tanto si te gusta su propuesta como si no. Una mezcla de carisma, empatía y buen rollo que llega al escuchante y se contagia. Más que el ébola ese tan de moda últimamente.

IMG_4350

IMG_4388

Frank Castro (Munster), reputado discjockey, estaba por allí para pinchar en la fiesta posterior. Antes de ello, subió al escenario con una máscara como de lucha libre mexicana y decidió que masticar un vaso de cristal era un espectáculo que en una fiesta de vocación deliciosamente casposa y bizarra (en el sentido anglosajón) no podía faltar. Para mí, sobró totalmente, pero para gustos…



IMG_4564IMG_4547
Dark Shadows cerraban el apartado concertil de la noche. Un vistazo al setlist, es el mismo que el de la actuación del año pasado (presentaron entonces Autumn Still… y no han sacado nada realmente nuevo en este tiempo pues el picture single calentito que llevaban, va con dos temas del disco). Pero dio lo mismo. Como dio lo mismo el tamaño del escenario que impedía “alegrías” y como dio lo mismo el escaso público, algo más que en los anteriores pero todavía en un número ciertamente triste. Las canciones previstas eran las mismas pero claro, el tiempo para ejecutarlas no, por lo que se quedaron sin sonar algunos hits habitualmente insoslayables. Sí que lo hicieron y en gran forma (se nota el rodaje de los temas y estas chicas siempre han ganado en directo respecto del plastificado) Distänt Mind, Boy From Berlin, Silent Screams o la alargada, espídica e incontestable Dark Shadow. Por supuesto, no me olvido de la habitual (increíble el rollo que le dan) Eisbär. Cerraron con ella y, otra vez, se hizo corto, demasiado corto. Las chicas se marcaron (como suelen) un conciertazo, lleno de sonrisas, rock and roll, actitud punk y dulzura pop. Tremendas.


IMG_4474

La sala:
El evento está programado en Destino Gran Vía. Pequeño, con mal sonido, un escenario ridículo (de tamaño)… en fin, las condiciones “ideales” para cualquier concierto. Desconozco que se exige para considerar un local como sala de conciertos, pero o hay que revisar las exigencias o desde luego la elegida no llega al 10 % de los mínimos que dicta el sentido común. Y me quedo corto. Soy consciente de la falta de salas que padecemos en Madrid, pero no creo que la solución sea esta. Perjudica a los grupos, obviamente al público y también al organizador que se juega como poco su prestigio (y su futuro, tanto por la imagen que da a las bandas como porque normalmente pone también su dinero en juego). Suerte que eran tres tríos, no cabe un quinteto ahí.

La fiesta postconciertos:
Tras los tres conciertos, pudimos disfrutar de unas horas de buena música, centrada como es lógico en sonidos parecidos a los que habían salido del escenario: punk, rock con múltiples apellidos, sonidos pantanosos… Una delicia. Una lástima que a esas alturas quedara ya poca gente en la sala, el rato que aguanté yo mismo (los años no perdonan) estuvieron francamente bien. Ah y el ron del inefable Ron Jeremy, riquísimo para tomarlo solo. Desde luego mucho mejor que el brebaje ese del ciervo.

La organización:
Y llegamos al punto que no quería tener que tocar. Admiro muchísimo a la gente de Rara Avis y además les tengo un gran cariño personal. Creo que (junto con la mayoría de los demás promotores –especialmente los “pequeños”-, ya sabéis los nombres de todos) hacen una labor imprescindible de apoyo y de movimiento a la escena musical de este país, la general y la oscura en particular. Creo que sólo por su esfuerzo ya merecen la gratitud eterna de todos los que asistimos con mayor o menor “fidelidad” a sus eventos, cuánto más si encima sabemos que lo hacen perdiendo habitualmente dinero. Por eso me duele especialmente tener que criticar lo que a mi juicio falló la noche comentada, aparte de la sala que ya está dicho antes. Además me duele porque creo que ellos son los primeros perjudicados. No se puede (o no se debe) organizar un concierto de tres grupos disponiendo de dos horas para los tres. No hay tiempo material de hacer algo un poco en condiciones. Si encima sufres algún tipo de retraso pro la razón que sea, te encuentras con repertorios acortados y con público enfadado. Desconozco como le sentó el asunto a los grupos pero… Te traes un grupo desde Australia (aunque estén de gira europea) y les dejas tocar, cuánto, ¿cuarenta minutos? Nombro a las australianas no por nada, por lo menos los otros tendrán más facilidad de repetir bolo o de entrar en nuevas ocasiones, pero me parece igual de vergonzoso. Y eso que terminó media hora más tarde de lo previsto, si se llegan a ajustar a las doce ni tocan. ¿Soluciones? Bueno, puedes cargar en un alegato final contra el absurdo, ridículo y estúpido control de horarios del queridísimo ayuntamiento, llevando más razón que un santo. Pero también puedes, si tienes la intención de que toquen tres grupos (y meter una irracional pseudoperformance en medio de los conciertos) empezar más pronto. Lo suficientemente pronto como para que haya tiempo de disfrutar de un repertorio adecuado. ¿Qué si empiezas a las ocho no va nadie hasta las diez? Bueno, ellos se lo pierden. Tampoco es que empezando a las diez y media aquello estuviera e bote en bote (ver último punto). Pero todo, no se puede. Para mí, dadas las circunstancias, la opción más lógica hubiera sido hacer un bolo con un solo grupo. Ahorras dinero en gastos, va a entrar más o menos el mismo público y haces un concierto digno. Bien es cierto que yo no soy promotor, así que a lo mejor me tendría que callar, tragar y decir que todo fue maravilloso. Pero lamentablemente no voy a hacerlo.

El público:
Demencial. Es la palabra que resume este ítem. No entiendo que necesita la gente para llenar un garito de las dimensiones que estamos hablando. La propuesta era lo suficientemente atractiva pero ni por esas. Llueve sobre mojado pero de verdad que no sé qué es lo que queremos. Supongo que estaría como de costumbre, todo el mundo discutiendo sobre cómo la escena oscura madrileña está pa los pollos. Desde sus casas y en Facebook. Bueno, insisto, ellos sabrán, que son quienes se lo pierden. Yo disfruté como un enano. Poco rato, cierto, pero lo pasé muy bien. Me quedo con ello.

Y no puedo cerrar sin de nuevo agradecer a Rara Avis y a las tres bandas su esfuerzo, trabajo y buen rollo general. A Jorge, a Alex, Víctor y Sara, a Jesús, Annie y Julio, a Carly, Nerida y Brigitte. GRACIAS. Muchas gracias.


Vídeos cortesía de Eli Martín, de canalypunto


SAIGON BLUE RAIN: What I Don't See (Autoproducido 2014)

25/9/14
sbrcoversbr
No me cabe duda alguna de que los franceses tienen un talento especial para la faceta más elegante y refinada de todo cuanto con la música oscura tenga que ver. Poco importa si el estilo escogido lleve el antedicho cold-, new-, dark-, o el que quieras (-wave, claro). Siempre consiguen que suene especial y diferente al mismo género practicado en otras latitudes. Ni siquiera es algo achacable al idioma pues muchos de ellos no cantan en francés. No sé realmente lo que es, no me importa demasiado tampoco. Porque así es. Cubren cualquier tema de una pátina distinguida, casi aristocrática. Desde cualquier ángulo, a veces frío, a veces triste. Viene todo esto a colación porque suena en este preciso instante en mi equipo de música el primer álbum de los parisinos Saigon Blue Rain (antes conocidos como Stupid Bitch Reject), What I Don’t See y lo primero que llama la atención es esa suavidad aterciopelada (y oscura) que lo envuelve todo. Un ambiente en ocasiones onírico, en otras gélido, pero siempre con ese barniz hipnótico y delicioso que caracteriza (o así me parece) a los grupos que vienen de allende los Pirineos.

Desde Queen Ephemeria queda claro qué es lo que tienes entre orejas, guitarras cristalinas con un cierto deje a The Cure o a unos Cocteau Twins inspirados. Ritmos sencillos pero que se ajustan como un guante a la dulce letanía vocal de Ophelia, como una odalisca siniestra, dulce pero con un matiz peligroso. Un lugar al que se acercó ya en su momento Julianne Regan (por ejemplo), quizá con un registro vocal más amplio pero con un color distinto, menos cálido. SBR mezclan con muy buen gusto influencias diversas y escuchando atentamente tienes esa sensación de que pese a que lógicamente no inventan nada, todo suena fresco y actual. So Cold y Corps Astral siguen por los mismos derroteros, con Franck Pelliccioli y las guitarras distorsionadas sin ruidismo y con la delicadeza del hielo a pleno rendimiento y con los “gorgoritos” (en el mejor de los sentidos) de Ophelia dominando tempos y sentimientos. En el caso de So Cold, más pausadamente y en el de Corps Astral con más mirada puesta en los ochenta. Pero ambas a gran altura. Borealis es mucho más onírica. Como si All About Eve nunca hubieran coexistido con los Mission y con un toque curero (de la época de 17 Seconds) en rimos y melodías de guitarra. Una maravilla oscura que mejora según transcurre la canción, triste y gris, magnífica. I Wanna Be You es más animada, aunque sin exagerar. Ophelia demuestra que también domina otros estilos, otras maneras de cantar. Las guitarras permanecen similares, pero algo más cortantes. Una canción llena de niebla, pero no tan melancólica como las que la preceden. What I Don't See vuelve a la vertiente más taciturna, con un efecto central rarillo, que le da un aire distinto. A mí me ha costado cogerle el pulso, pero gana con las escuchas. Beyond The Stone recoge todo lo destacable de los ochenta y lo vierte y le da la vuelta enérgicamente (ay esa guitarra ensoñada). La indudable sensualidad de la vocalista, arropada por las cuerdas hacen el resto. Lovelorn es, otra vez, una melodía helada envuelta en voz “reganiana” pero sin todos sus defectos. Los instrumentos en capas sucesivas se van superponiendo pero la auténtica protagonista es la riqueza de las armonías de la garganta de Ophelia. El siguiente corte, penúltimo, es Break The Silence. Arranca el tema con un teclado de reminiscencias chill out y poco a poco la guitarra del bueno de Franck va dibujando por encima, con letanías de voz y ritmos pausados. Onírica, casi irreal, menos fría que el resto del álbum, pero con la misma sensación neblinosa. Como si miras el mundo a través de un papel de seda. Leyendo la letra de L'Offrande, perfecto cierre, comprendes un poco mejor todo el álbum. Sirenas (de las de la mar), el océano como metáfora última, un canto etéreo a todo lo que importa. A la belleza, en definitiva. Una belleza que está presente en todo What I Don't See, tal y como es, a veces triste, otras de ensimismada beldad. En ocasiones melancólica, en otras onírica. Fría como el hielo, helada como la lápida de mármol de una tumba en un día de niebla, o cálida como un rayo de sol en primavera. Como la naturaleza. Como la vida misma.

TEATRÍFICO EN LA SEMANA GÓTICA DE MADRID

24/9/14



DER BLAUE REITER: Le Paradis Funèbre II - L' Adieu Du Silence (Neuropa Records 2014)

COVER ALBUMDER BLAUE REITER PROMOTIONAL PIC 1
Der Blaue Reiter son sin lugar a dudas uno de los más interesantes proyectos del panorama internacional en su palo. Llevan ya desde 2005 demostrándolo con cada uno de sus discos, con cada uno de sus temas. Del anterior trabajo, Nuclear Sun, han pasado ya cinco años que, francamente, se han hecho largos por más que en ellos hayan recorrido media Europa poniendo en el escenario todo lo que atesoran y trabajando en este Le Paradis Funèbre II - L' Adieu Du Silence que edita el sello belga Neuropa Records. Un disco que cierra un poco una etapa, tanto por el propio título (debutaron con Le Paradis Funebre - L'Envers Du Tristesse hace ocho años) como por ser la despedida de Lady Nott. Parece ser que será Cecilia Bjargo (Arcana, Sophia, etc) la que tome el relevo en el dúo. Siendo ésta última una artista enorme, costará asumir el reemplazo. Por fortuna parece que podemos seguir disfrutando de la primera en sus otros proyectos (Narsilion, principalmente). En fin que vuelven por fin los del nombre prestado del movimiento expresionista alemán El Jinete Azul. Ya sabe usté, Kandinsky y sus colegas. Vuelven como decía antes cinco años después de su anterior disco y de alguna manera retornan dónde lo dejaron. Pero a pesar de todo, van un paso más allá. Si has tenido ocasión de seguir al dúo, habrás sin duda disfrutado de la combinación de voces dulces o enérgicas, autoritarias, de las recreaciones elegantemente neoclásicas mezcladas con desoladores paisajes tenebrosos, de las percusiones marciales ensambladas con preciosos violines. De la belleza, en definitiva. Con este adiós del silencio, repiten (es un decir) esos esquemas, pero lo hacen desde un punto de vista tal vez más (aún) desesperado, más apocalíptico, más desesperanzado.

L' Adieu Du Silence está estructurado en episodios, como es habitual en la discografía de DBR, con un prólogo y unos créditos finales. Desde el primer corte de esta siniestra película, Underworld Dreams con su intro sampleada y archiconocida (idéntica a la que abría Le Paradis Funèbre I) un cierto desasosiego apocalíptico e industrial se te instala en el corazón. Una sensación de horror vacui que te acompaña ya durante toda la audición. La entrada de la percusión marcial y las tranquilas notas ambientales del teclado acentúan más lo que digo. También te abre las orejas para todo lo que viene a continuación. Sathorys Elenorth y Lady Nott van desarrollando esta especie de film expresionista. Anthem For The Doomed Youth (In The Memory Of Wilfred Edward Salter Owen 1893 -1918) combina las voces de ambos, con un fondo ambiental, oscuro, gélido, hierático. Impresionante pieza, tan bella y poética como angustiosa. El teclado suaviza pero no lo bastante, el señor Owen fue un poeta inglés que narró como nadie los horrores de la primera Gran Guerra, la misma que le quitó la vida. Así que no hay mucho lugar para algo que no sea espantoso en sí mismo. Conquest Of Glory es también marcial, menos lúgubre que la anterior, con la fantasmagórica voz de Alina (Lamia Vox) narrando con ironía la conquista de la gloria, a sangre y fuego. Un corte de perfecto y redondo sonido, una composición deliciosa. Como deliciosos resultan el piano y el violín de L´Adieu Du Silence - Part I. Tristeza como solo las cuerdas de ese instrumento pueden transmitir, neoclasicismo puro que me trae a la cabeza a los madrileños Aura Noctis, imagino que por esa combinación de elementos sonoros. Otra maravilla de tema, instrumental, triste sí, pero precioso. Comienza el segundo episodio con Il Tempo È La Disperazione. Con la colaboración en la voz de Daniela Bedeski (Rosarubea, Camerata Mediolanense) que aporta dramatismo y fuerza. Mucha culpa la tiene el italiano. Evocadora, oscura… Como oscura empieza The Beginning Of The End con el sampler tan años veinte o treinta. Sepultado ya éste bajo tejido electrónico y acuático, explota más tarde en una emotiva y épica pieza casi experimental. De nuevo las voces combinadas de Sathorys y Lady Nott, marciales ambos, pero rodeados de belleza triste y melancólica, se hacen cargo de la parte más conmovedora, aunque siempre teñida de esa ya aludida desesperanza. Under Deadly Rain viene con la colaboración de Cecilia Bjärgo. Otra vez un sampler neoclásico para empezar y luego la guitarra acústica como protagonista, si la deja la percusión marcadísima y la personal voz de la Bjärgo, claro. Puro dark folk clásico en su planteamiento pero fresco y embriagador como pocos. El segundo episodio cierra con Requiem For A Dying World, uno de mis temas preferidos del disco (si es que me tengo que quedar con uno). Oscuro. Ambiental. Un auténtico réquiem para ese mundo que termina, destruido completamente. El piano de protagonista en otro precioso instrumental (si obviamos los cantos gregorianos que aparecen al principio y al final), el violín ejerciendo su papel. Un anticipo del Nuevo Orden. Tercer episodio. The New World Order. Es la pieza más electrónica del CD. Aun manteniendo las cuerdas que van y vienen en arpegios cíclicos, un renacimiento con bastante mala pinta. No es un himno, precisamente, a las bondades de ese supuesto Nuevo Orden que sustituirá lo arrasado por la desolación anterior. Conspiracy lo termina de dejar claro. De nuevo el industrial, los toques dark ambient. El mal rollo. Para mi gusto, el disco aquí (junto con la composición anterior) baja un poco. Probablemente por el nivel excelso de los cortes anteriores. No es que este tercer episodio sea malo, ni mucho menos, pero no alcanza el nivel de expresión de los anteriores. Aún con eso, Conspiracy refleja mejor el espíritu de todo este Adiós del Silencio. El violín y la (de nuevo) combinación de las dos voces tienen mucha culpa de ello. Sólo restan los créditos finales. La segunda parte de L´Adieu Du Silence (Part II). Otra vez la tristeza del violín y el piano, otra vez la belleza infinita. Grandísimo, este sí, final. Era difícil, era muy difícil. Reconozco que los trabajos anteriores de estos tipos me gustan mucho pero tengo (al menos ahora mismo) la sensación de que este último los supera. Con creces. Le Paradis Funèbre II - L' Adieu Du Silence es a día de hoy la mejor obra de Der Blaue Reiter. Un dúo que ahora debe reinventarse y que sinceramente espero que este (de alguna forma) final sea solo el principio de algo, como poco, tan grande.

NOMADA SESSION 28: SGM LAUNCH PARTY, SABADO 27 DE SEPTIEMBRE

23/9/14



RECORDATORIO: THE DARK SHADOWS + BABY HORROR (feat. LOS CALAMBRES) + VIRGENES MUTANTES EN EL WHITE TRASH R'N'R DE LUXE, 26 DE SEPTIEMBRE EN MADRID

ESTE VIERNES




Bueno, pues ésto es lo que hay, machotes. WHITE TRASH rock'n'roll deluxe vuelve a la carga este 26 de Septiembre en la sala Destino Gran VíA con "RON'N'ROLL" !!!!, UN FIESTÓN ENLOQUECIDO POR TODO LO ALTO, de 22:00 a 03:30, con 3 BANDAS (Y MEDIA!) y MOGOLLÓN DE GANAS DE HACEROS REÍR, BAILAR Y VOMITAR A PARTES IGUALES!!.

- Las australianas DARK SHADOWS volverán a pisar los escenarios de la capital presentando show y canciones nuevas. El trío volverá a encandilar con su soberbio trabajo musical sobre las tablas y su habitual simpatía. Deathrock, Horrorpunk, Cold Wave, Psychobilly...

- Los héroes locales BABY HORROR, recién resucitados tras su letargo y tras su tremendo concierto pasado en la Wurlitzer, volcarán su habitual combinación de Punk, Pop y Psychobilly reservando para el final una sorpresa muy especial: La presentación de LOS CALAMBRES, la mejor banda tributo a THE CRAMPS surgida en este país.

- Las VÍRGENES MUTANTES volverán a calentar el ambiente con su chispeante, enloquecida y maleducada combinación de punk mongolo y sonidos crampianos desvergonzados.

Todo ello en el marco de la fiesta WHITE TRASH ROCK AND ROLL DE LUXE, hasta las 3:30 A.M. con el DJ invitado FRANK CASTRO mas los habituales JORGE RARA AVIS y ALEX SWAMPMAN.

Esta vez contamos además con la colaboración de la marca de RON PARA ADULTOS RON JEREMY, el famoso actor porno de los 70.


Texto: WHITE TRASH ROCK AND ROLL DE LUXE


A.T. MÖDELL: Wired For Evil (Autoproducido 2014)

19/9/14
atmod
atmod2La electrónica ha terminado por convertirse en un tremendo saco donde cabe casi todo. Simplemente con que haya un teclado presente que sustituya una guitarra (o prepondere sobre ella) ya es electrónica. No dudo, en ningún caso, de que así sea, pero el tamaño de la etiqueta la hace tan inútil como las tarjetas de estilos en las tiendas de discos de segunda mano. Igual sucede por supuesto con los otros “grandes” estilos (rock, pop, etc), pero nos ocuparemos de eso en otra ocasión, ahora estábamos con la de las teclas. Porque Electrónica son Kraftwerk y electrónica es el reggaetón. Y en medio casi todo. Electrónica es el tecnopop ochentero y también el industrial más bestia. Electrónica es Yazoo y Electrónica son los levantinos A.T. Mödell. Y, obviamente, no se parecen en nada. O casi en nada. Desde luego en nada que justifique el meterlos en el mismo saco. Ahora que tenemos entre las manos el nuevo trabajo de los Automatische Terroriv Mödell, esto es todavía más patente. Ya desaparecida la sorpresa que nos produjo (por ignorancia, aunque no solo por ella) el Apocalyptophilia del pasado año, tenía curiosidad por saber si este Wired For Evil (tercer disco del dúo que será con toda probabilidad lanzado a primeros de octubre) mantenía el alto nivel del anterior o incluso si lo superaba. Altavoces al máximo volumen (modo quesejodanlosvecinos on) y al lío.

Lo primero que se percibe ya en una primera aproximación es el endurecimiento industrial que han imprimido a todo el disco. Roza incluso el metaleo en ocasiones. No es que Apocalyptophilia fuera un disco pausado pero trallazos por ejemplo del calibre de My Life Is Mine (con ese tecladín que recuerda a un tema de OMD, incluso) es imposible que dejen indiferente a nadie. Las letras siguen siendo duras, irónicas y explícitas. Los ritmos, desde el EBM más bestia al industrial electrificado, las voces tan desgarradas como suelen y el conjunto general, espléndido. Desgranando temas, el disco empieza con la intro Enjoy Your Fear. Toda una declaración de intenciones, cuando lo que busca todo el trabajo es recrear de algún modo el Mal con mayúsculas. En Visions Of A Future Lost, se aprecia la exquisita conjunción vocal-instrumental en un tema que va y viene entre constantes cambios de ritmo. Llenapistas sin duda. Si te gusta bailar al menos. Speeding refleja los primeros devaneos metaleros (especialmente en la manera de escupir las letras), sin exagerar. Y llegamos a mi tema preferido del CD. Sí, me refiero a la antedicha My Life Is Mine. Me parece que lo tiene todo. Es pegadiza, compleja, desatada… mejor escúchala. Wired For Evil, da nombre a todo el disco, es quizá la que más recuerda a los trabajos anteriores: el tratamiento vocal, el acompañamiento con capas y capas electrónicas… Un puntito de desgarro enloquecido. A.T. Mödell en estado puro. Black Dawn es de nuevo un corte muy bailable y, para que nos vamos a engañar, bastante bestia; como dice la letra, el aire se torna gris, terrores antiguos renacen… Allische Protve Alliv, EBM en alemán purista. Como volver al 96 en cinco minutos. Los nostálgicos lo agradecerán. No quiero decir que suene antigua, pero se nota dónde están sus raíces. Y eso siempre que se mira adelante es bueno. Prepárate para el final de la raza humana. Esperanzador. My Greatest Wish y They Speak My Soul siguen parámetros similares: en la línea de Visions Of A Future Lost, temas concebidos para destrozarse las rodillas y los tobillos en la pista. Yo no soy tan de “darlo todo”, pero les reconozco el valor. With A Smile es diferente. Más introspectiva, supura maldad en cada nota. Rítmica, desasosegante. Otro acierto absoluto. Take Your Heart and Kill It es electorock puro. Del brutico además. Con ramalazos ebemeros. Instrumental, ya con el título lo dice todo. Erase The Lies, sin aportar grandes novedades, es otro corte de los de romper pistas. Desconozco como está la escena en ese sentido, pero a poco que siga pinchando gente este palo por Europa, no deberían perderse esta canción. El disco cierra con I Am Your Destiny a modo de outro de casi diez minutos. Aunque tiene una pausa de silencio en medio, tiene suficiente calado como para dejarte con ganas de más, o, al menos, de escuchar es disco entero de nuevo. Wired For Evil es un estupendo ejemplo de electrónica inteligente y bien hecha. Dura cuando ha de serlo, contestataria, irónica, ácida… Sin duda de lo más interesante que se hace hoy en día en este país en cuanto a éste género (y otros muchos). Ya sabes, el 1 de octubre…

CHESHIRE CAT (THE BOUNCING): Demo (Autoproducido 2014)

17/9/14
cheshire
cheshire2 Ya están de nuevo estas dos muchachas mostrando lo suyo. Ya están de nuevo demostrando que muchas veces menos es más y que los excesos barrocos, otras muchas veces, no son necesarios. Ya están otra vez aquellas que con Show Its Tail nos contaron que, si tienes muchísimo talento y creatividad, un bajo, una batería y una voz bastante personal pueden ser suficientes. Suficiente se queda corto, en este caso el resultado es extraordinario. Y es que las del gato consiguen sonar frescas y distintas pese a que se noten las cien mil influencias. También eso es extraordinario. Lady Of Altamont y Sabatel recrean lo mejor de los más teatrales y excesivos Virgin Prunes, lo más oscuro de toda la batcave ochentera británica y lo más gélido de la coldwave francesa clásica. Y lo recrean añadiendo al cóctel más locura, más oscuridad, más fuerza y más energía (esquizoide, claro). El resultado es fascinante. Ya lo era en el disco debut y lo sigue siendo en esta nueva demo.

Corta, muy corta. Cuatro temas solo. Cuatro temas con la intervención del gran Federico Iovino (The Land Of Passion, Popoï Sdioh) en la grabación y mezcla final, que ha sabido mantener el espíritu “artesanal” o casi de las canciones. Bueno, del proyecto en general. Digo esto porque incluso la (deliciosamente grotesca y macabra) portada desprende ese aura a trabajo cuidado, casero (en el mejor de los sentidos) y con enjundia y profundidad. Diseñada y dibujada por la propia Sabatel, resume de algún modo quienes son estas Cheshire Cat (The Bouncing). Pero vayamos con lo musical: Alchemy es el nombre elegido para el primer corte de la maqueta. La batería cíclica y repetitiva va guiando toda la canción para que el machacón bajo y la a ratos enloquecida voz de la Sabatel redondee el trabajo. Una pieza ochentera, eléctrica, oscura, teatralizada, quizá excesiva a veces… Un muy buen comienzo. Mary Had A Lil Lamb es distinta. Más grillada, más loca, más aguda, más cambiante. Los gorgoritos insanos y perturbados acompañan una conmoción continua, preñada de mal rollo, del bueno, del que apetece disfrutar. Macabra la emoción, alucinante la forma de expresarlo. Me recuerda un poco a los infravaloradísimos Sleeping Dogs Wake de sus mejores momentos. Pero con un toque todavía más inquietante. Dramáticamente redonda, son cinco minutos de desquicie maravilloso. Have You Ever Tried… (To Catch A Kitty?) es más acelerada y bizarra todavía. El bajo en una forma espléndida, la batería perfecta en su engañosa simplicidad y los excesos vocales (versátiles, capaces de transmitir un montón de sensaciones diferentes) llevando el peso en un crescendo rockandrollero, pantanoso y al mismo tiempo oscurísimo. Un ejercicio elegante, perturbador e hipnótico. Una de esas canciones que no cansan. La demo termina con Beast. Ritmos cercanos (de nuevo) al r’n’r oscuro. Gusto por lo extremo y lo macabro. Aires a buen psychobilly, bastardo de otros muchos estilos, entre ellos un afterpunk seminal de lo más sugerente. Compases más complejos para cerrar un CD cuyo único defecto (que no lo es realmente) es que es cortísimo. Esperemos que solo sea anticipo de algún próximo LP. Digo esperemos porque este es muy muy bueno. Aunque sepa a poco.